martes, 22 de agosto de 2017

ADOLFO GONZALEZ LOSADA

QUIEN ES EL CORREDOR QUE TIENES AL LADO?


Nombre: Adolfo González Losada, 13 de septiembre de 1972, lugar de Nacimiento Gijón, trabajo en la actualidad de Asesor Técnico de Pinturas. 

Mi practica en el deporte empezó desde bien pequeño, desde los 6 años hasta los 18 en la que jugaba al fútbol en el equipo del colegio de Portero, pasando luego a militar en distintos equipos de la ciudad, me decidí por esa posición a parte de porque me gustaba se corría menos, ya que la verdad lo de correr no era lo mío, quien me iba a decir años después que acabaría practicando este deporte.

Después de cumplir con la Patria me enrolé en varios equipos de Fútbol Sala de la ciudad donde estuve 10 años practicando este deporte. Pero mi gran cambio fue cuando cumplí los 36 años la verdad un poco tarde pero como dice el refrán nunca es tarde si la dicha es buena y así fue.


Todo empezó cuando un buen día se presenta un comercial en la tienda donde trabajo hoy en día un gran amigo Aníbal Entrialgo, y me comenta que practica este deporte asiduamente, me empieza hablar de entrenos, tiempos, etc. todo eso me suena a chino pero solo se me ocurre a mí en un calentón, apostar con él entre comillas que voy hasta la Camocha y vuelvo sin parar desde Viesques, claro yo desde mi ignorancia  no sabía ni de lo que hablaba, así fue, quedamos para el Domingo y ahí me presento yo con mi 1,68 y 85kg. Arrancamos y él iba todo preparado, el reloj que llevaba marcaba los km y yo veía que tardaba mucho en sonar, a cada poco le preguntaba cuanto falta, así todo el camino, ya no me salían ni las palabras, no conseguí acabar por supuesto, lo que si os digo que estuve sin  poder caminar casi una semana, pero lo bueno es que gracias a eso me cambio la vida totalmente, cuando recupere de las agujetas decidí empezar a practicar este deporte y puedo decir que lo mejor que me pudo pasar a nivel personal y sobre todo de salud, empecé a salir tres días a la semana y el fin de semana me incorpore a un grupo de amigos que lo formaban ANIBAL, PABLO, ROSETE y DAVID, ahí poco a poco fui aprendiendo muchas cosas sobre este deporte, tenía la suerte de que Pablo me hacía hasta los planing de entrenamientos, así era todo más fácil y llego la hora de estrenarme en mi primera carrera que fue la de Coto Musel de montaña, me presento allí todo preparado para una carrera de esas características, playeros especiales etc. Para ser mi primera carrera no lo hice nada mal, lo que si aprendí que cada carrera tiene su indumentaria ya que llegué a la meta sin el tacón de mis playeros nuevos y todos me preguntaban cómo podía haber acabado la carrera de esa manera. A partir de ahí ya fue todo sobre ruedas, muchos entrenos, carreras y bajar de peso rápidamente, y por supuesto encontrarme mucho mejor a todos los niveles. Cuando me di cuenta me quedé solo, ya que todos los compañeros con los que empecé fueron abandonando la práctica de este deporte, unos por unos motivos y otros por otros.


Yo decidí seguir  y empezaron a venir una carrera tras otra siempre por mi tierra,  acababa una y ya estaba apuntado en otra, en aquella época solo de asfalto la distancia no importaba, quitando por supuesto los Maratones que no entraba todavía dentro de mis posibilidades, pero cada vez veía que estaba más cerca de correrlo, recuerdo un día entrenando en el kilometrin se acerca a mí una persona llamada Pedro Pablo y me dice ¿Porque no te animas a correr con nuestro equipo?, y a si, en ese momento, fue como me incorpore a la gran familia que es el equipo NOTEOXIDES. A partir de aquí hubo un antes y un después, animado por mis compañeros y de muchas horas de entrenos y por supuesto con la consideración de mi mujer y mi hija, empecé a buscar logros más importantes tanto en asfalto como en montaña, hice mi primer MARATÓN en Sevilla   seguido UTPE BENIA DE ONIS, maratón de Somiedo y Maratón de Lagos Extreme siempre acompañado de un gran equipo y sin olvidar la afición que es increíble, vayas donde vayas ahí están, no tiene palabras.



Respecto a las carreras que más me han gustado, lleva la palma en Asfalto a parte de la Media de Gijón, el 10000 de Marca, 10000 de Langreo etc. Me quede enamorado del Maratón de Sevilla, la organización y la cantidad de ánimos que te van dando es increíble, y luego de Montaña con todos mis respetos para el resto me quedo con Somiedo, es increíble todo, no hay palabras para calificarla y todas buenas.


La alimentación es una de mis peores partes, soy un poco desastre, me intento cuidar dentro de lo que mejor puedo y cuando tengo alguna carrera importante me pongo en manos de profesionales como en su día hice con Verónica Sánchez Avello, así fue todo más fácil, si no fuese por sus consejos yo personal mente este tema no lo hubiese sabido llevar.
Resumiendo, gracias a practicar este deporte mi vida cambio para mejor en todos los niveles, he conocido a muchas personas que han merecido la pena, tengo que dar las gracias a Aníbal Entrialgo y a Pablo García que me hayan animado y ayudado a practicar este deporte, sin su ayuda nunca lo hubiese hecho, por supuesto a mis compañeros y compañeras de equipo que es un placer practicar este deporte en su compañía, y por supuesto a mi Mujer y a mi Hija por tener tanta paciencia conmigo.
Muchas Gracias y espero seguir viéndonos en muchas carreras.


- Gracias Adolfo.

Pedro Pablo Heres




miércoles, 16 de agosto de 2017

RUENES TRAIL

UN FOTOGRAFO PERDIDO POR LAS CARRERAS

CRONICA ESCRITA POR LUIS ALBERTO (MOTOPOLLOS)


Todos pendientes de una fecha, de una carrera, de unos tiempos. ¡Una cuenta pendiente. Va a ser mi tercera participación para poder bajar de las cuatro horas, los otros años por encima de las cinco!
Sábado tranquilo y todo preparado para hacer noche en un aparcamiento de las cercanías habilitado para los corredores y sus furgonetas.
6:30 de la mañana y alarma! desayuno rápido, café, unas galletas y a por mí dorsal y el de Agus que también corre en representación de los MOTOPOLLOS, unas palabras con el Boos de las fotos y a prepararse para la salida. Una salida que se retrasa porque más de uno llega tarde casi 10 minutos, cuenta atrás y empezamos, salida en grupo sin apurar dirección al valle, sitio húmedo y resbaladizo, Ya veo la primera baja apartado a un lado del camino.
Comienza una dura subida por un bosque que entre musgo y hojas apenas vemos el suelo, muy oscuro, todos en fila, hablando y camino ya del primer avituallamiento que ni paro, paso volando ya que conozco el recorrido y considero que no hace falta.


Ya en zona de Sol, empezamos a subir por un camino de mucha piedra y con vistas increíbles, todo en subida hasta volver de nuevo al bosque, resbaladizo pero muy rápido.
Comienzo la bajada de Doba a bastante velocidad, siempre sin dejar de correr, camino de piedra gastada hasta el segundo avituallamiento. Un poco de asfalto hasta un camino pegado a un riachuelo con barro y muy pronunciado hacia arriba, la Sierra del Cuera, lugar que si te giras puedes ver de nuevo Los Picos de Europa, allí encontré a mi amigo Manu tirado haciendo fotos. Para mí ya está lo fácil, empezamos lo complicado.
Subida a Ledesma, PUFFF, Dura, dura, dura.
Una bajada por camino de mucha piedra pero fácil de llevar hasta el cuarto avituallamiento, otra vez sin parar en el, sigo a por la tremenda bajada que este año me han cambiado el inicio.
Un camino bueno y rápido nos lleva con algún calambre a la meta de RUENES.
Tiempo 3h 43 minutos……. Mejora de 1h 24. ¡Reto conseguido!
Gran ambiente en meta y abundante comida en la espicha, trato muy cariñoso al corredor, nos sentimos los reyes del pueblo por unos momentos. REPETIREMOS.

Muchas gracias Luis

- Pedro Pablo Heres


jueves, 10 de agosto de 2017

PEDRO RODRIGUEZ CUENCA

¿QUIEN ES EL CORREDOR QUE TIENES AL LADO?


Pedro Rodríguez Cuenca, nací en Avilés el 12 de octubre de 1.963 y sigo viviendo en la Villa del Adelantado, también viví un año por motivos laborales en Estepona (Málaga) al terminar la mili, y allí solo “futboleaba”.
Empecé a practicar el atletismo (en ruta principalmente y algo de Cross) con 23 años largos, cuando decidí ponerme en forma corriendo para rendir más en los partidos de futbol-sala.
Si me llegan a descubrir esta faceta antes, quién sabe…, siempre me quedará esa duda.
 Si te cuento toda mi vida deportiva por edad, por emociones, por resultados y vivencias, casi seguro que te lleno el blog tocayo, jajaja… a ver si puedo ser breve, hay tantas batallitas que contar. Y haber quien lee hasta final.
En época juvenil practiqué balonmano y después como la mayoría jugaba pachangas y torneos de futbol-sala y futbol-playa.

Hasta que como dije antes, me dio por correr y vi que no se me daba mal, solo corría 2 o 3 veces por semana para estar mejor en los partidillos y vaya como rendía. Fui a una “carrerina” de fiestas de barrio y quedé cuarto ante corredores con una pinta de atletas que metía miedo. Y empecé a tomármelo más en serio, a leer y a hacer entrenamientos para mejorar, hasta que hablé con un entrenador y como hago yo ahora on-line (pero de aquel entonces era en papel y cuando nos veíamos). Fue cuando empecé a mejorar y a destacar en carreras de asfalto hasta distancias de 25kms. Y en mi cuarto año decidí ir a por los 42K.


Fue apoteósico aquel año y aquellos meses de preparación, entrene mucho, pero mucho, del orden de 150 a 160 kms. semanales para un currante del metal, pero con 27 años puedes con todo si te lo propones, te cuidas y te organizas y sobre todo si quieres llegar.
Resultado: 2h. 22’ 50” en 1990. Record de Asturias, campeón y entre las mejores marcas nacionales por entonces después de los profesionales de aquella época. Por el camino, muchas medias maratones ganadas (con una mejor marca de 1h. 08’ 19”) y otras carreras importantes como la Avilés-Gijón y la Gijón-Avilés.
Iba a hablar conmigo una de las “dos grandes marcas del mercado” porque había un chaval que con poco más de 3 años corriendo y en su primera maratón había hecho esa “marcaza”, perooooo… ya había decidido dejarlo por motivos laborales y personales, no veía premio a tanto esfuerzo y tenía dudas del futuro atlético que se me podía presentar y la espalda empezaba a darme problemas.
Hoy en día aún planteo hasta donde hubiera podido llegar.
Así que lo dejé un par de años y volví, pero me costaba salir de las lesiones y lo dejé otros años más.
En total casi 8 años hasta que decidí volver en serio. Por en medio partidos y rutas montañeras pero sin cuidarse como haría un buen deportista (hasta fumaba).


Total, que me tiro otros 4 años corriendo por asfalto y algún Cross. En esta época ya me saqué un título de Monitor Deportivo, me auto-entreno y empiezo a vivir directamente de y para el deporte. Llevaba varios colegios, escuela de atletismo, preparador físico en equipos de fútbol y clases de gimnasia de mantenimiento. También cosecho buenos resultados en mis competiciones, pero el ciclo de la vida laboral me hace ir dejándolo nuevamente todo. Palmarés de asfalto en esa época, que ya era Veterano A, pues ganar casi siempre la categoría y estar en podios absolutos tanto en los 21K. como en los 42K. y otras carreras.
Otros 7 a 8 años retirado del correr, y ya hacía más montañismo y muchos partidos-pachangas y torneos dándole patadas al balón nuevamente, sin cuidarme lo más mínimo.
Y lo que son las cosas, casi por casualidad vuelvo a correr pero esta vez metido de lleno en las carreras por montaña, y aunque sea “urbanita” y tenga que hacer mis entrenos por la ciudad y alrededores los enfoco a lo que compito.

Año 2010: Y cuando llegó la crisis, pues vuelta al paro después de 9 años de administrativo. Y a tirar de mi título de monitor nuevamente para subsistir, pero esta vez ya de alta como autónomo y pagando mis impuestos, e incluso ahora llevo una tienda especializada en este mundillo desde hace 2 años. Toda esta nueva vida laboral-deportiva, que siempre me apasionó, me vino acompañada porque se me empezó a conocer por mis podios en campeonatos nacionales, que aunque fuera en la categoría de veteranos, siempre estaba luchando por estar cerca de los de “arriba”. Y en Asturias me bregaba para estar en podios absolutos.
Tres veces Campeón de Copa de España Veterano (2011-2012-2013) ganadas consecutivamente hasta ahora nadie lo ha hecho, ni en absoluto (solo había una categoría veterana: mayor de 45, actualmente ya hay dos categorías) pero lo sorprendente era que finalizaba siempre en el top-15 absoluto nacional.
Incluso en el 2014 que solo pude ser sub-campeón acabé siendo 8º Absoluto, un veterano se metía por primera vez en el top-10.


Me encanta este formato de competición a nivel nacional y regional, hay que ser muy regular en la competición durante meses y mantener un estado de forma óptimo. En Asturias, por supuesto que también he sido campeón de mi categoría y si no recuerdo mal, siempre en top 5 o podio absoluto.
Y en campeonatos oficiales a una sola prueba, en Asturias ídem a lo anterior. Y de España fui campeón veterano en 2012 y 2013. Al año siguiente finalicé tercero, algunos contratiempos y despiste me hizo perder opciones de estar más arriba. La anécdota fue que en el escenario no había podio con cajones y no sabía dónde ponerme, jajaja… hasta los directivos de la FEDME se reían y me decía desde abajo que “claro, como no estás acostumbrado”.
He hecho muchos amigos fuera de la región, he disfrutado como un “profesional de 25 años” viajando y compitiendo por todas las montañas desde Las Canarias hasta Pirineos. He tenido que llamar en muchas puertas para conseguir ayudas de patrocinadores y sponsor y poder costear estos circuitos y carreras, cuando los demás lo hacían desde su federación yo tenía que hacerlo a nivel individual, llevando el nombre del club donde corría según la temporada que fuera. En 2013 “me trajeron” para Asturias, un amigo (lo considero como tal después de conocerlo) por lo que hizo, porque se “peleó” con mucha genta para traer a este asturiano que tanto estaba dando de qué hablar en este tipo de carreras, y es que me había ido los dos años anteriores a equipos de Valencia. Una vez en casa, si me seleccionaron para los Ctos. de España Individual y Federaciones los años 2013, 2014 y 2015.
Pero las Copas de España seguían siendo cosa mía poder viajar y competirlas. Llevaba tantos parches (logos) encima que la gente se extrañaba al verme en primera fila con los cracks vestidos con los trajes de sus selecciones. Pero siempre había alguno buen amigo que le decía al de al lado: “Pedro, dile a este las marcas que tienes de asfalto”.


En 2015 cree un club deportivo y estaba liado con el tema de abrir la tienda y aunque estaba igual de preparado y entrenando a tope que los años anteriores, o incluso más en forma por la acumulación y continuidad de los entrenamientos de esos años con sus programados descansos, una tensión excesiva me llevo a unos mareos y dolor de cabeza en pleno Cto. España, cuando iba segundo veterano y con opciones de puntuar para la federación como los años anteriores. Me veía con fuerzas y remontando con los nuevos chavales que llegaban, pero “saltaron las alarmas” y me tuve que retirar.
Pruebas, dudas, nerviosismo y preocupación durante muchas semanas. Conclusión final después de muchos meses: Vértigo Cervical producido por tanta tensión acumulada y muchas cosas en la cabeza, además de entrenar para estar arriba.

“Levanté el pie” aquel año y los siguientes, ahora me lo tomo de otra manera, pero incluso así me han llegado premios de ganar carreras absolutas y conseguir buenos resultados en otras, supongo que por la continuidad, ganas e ilusión que le pongo. Y aún así, mis patrocinadores y empresas que colaboran conmigo han decido seguir apoyándome, y eso es de MUY AGRADECER. Me hacen sentir que puedo.

Entre abrazos, saludos y conversaciones como mucha gente estos años me quedo como anécdotas de frases de gente “importante” del Trail lo que dijo el máximo responsable de la carrera por montaña Fedme al enterarse de mis marcas “asfalteras”: “Con razón estás ahí, de raza le viene al galgo” y ya no se sorprendió los siguientes años de mi rendimiento y resultados en los campeonatos oficiales. O como dijo algún crack (de los más laureados en este país y con el que tuve el gusto de compartir muchas carreras): “Ostras, EL VETERANO”.
En fin, que si habéis leído este tostón hasta aquí (gracias por haberme querido conocer un poco mejor) os diré que sigo haciendo cosas que me atraen y que muchas veces comparto en las redes con los seguidores.
Amig@s seguid atentos, porque yo sigo…
Intento vivir en el deporte, lo que no pude vivir hace años.


Gracias Pedro Pablo Heres por compartirme en tu blog.

-Gracias a ti Pedro R.C

Pedro Pablo Heres



miércoles, 9 de agosto de 2017

8 KM DE BAÑUGUES


UN FOTOGRAFO PERDIDO POR LAS CARRERAS

CRONICA ESCRITA POR JESUS RODIL PATRICIO



Después de una temporada sin tomar parte en una carrera de "sólo correr" (haciendo memoria la última que recuerdo fue la Media Maratón de Gijón), vamos a ir hasta Bañugues, a una carrerina popular por definición, incluida en el programa de fiestas del pueblo. Tras un tiempo centrado en triatlones y distancias más largas, será una buena excusa para volver a ponerse un dorsal "con imperdibles".
Nos levantamos con tiempo, para desayunar tranquilamente (no entra mucho, así que un gel y una barrita a la mochila, por si acaso). Revisión de la pedicura (no es coquetería, sino que ahora que, por fin, cada dedo vuelve a tener su correspondiente uña, habrá que intentar conservarlas). Equipación del Club Atlético Ocle, calcetines Injinji, las Saucony probadas y comprobadas, el Garmin (sin cinta de pulso, pa qué...), y, por supuesto, la gorra.

Llegamos a Bañugues, y de mano nos plantamos en el prado de la fiesta. Error. El  tinglado está en la playa. Pues nada. Allá que nos vamos. Recogemos el dorsal, caras conocidas en la organización, preparamos todo, y a calentar. Hace un día espléndido...así que tocará sudar. ¡A beber! Saludos a los conocidos, conversaciones sobre el circuito (¡la cuesta, la cuesta!), y a trotar. Vamos hasta la famosa cuesta... y ya nos conocemos. Bonitos recuerdos a pedales hacen asomar una sonrisa.


Reconocimiento de la parte inicial... perfecta. Esa cuesta tan aterradora será fantástica para que los asfalteros no vuelen ya de mano, humillándonos a los mortales. Venga, habrá que ir arrimándose a la salida para estirar un poco, y darle a la lengua tranquilamente.

Salida. El speaker, involucrado como si estuviera transmitiendo la final de los 100 metros de Londres. A lo tonto, nos hemos juntado unos cuantos. Vamos allá!  Primera parte de asfalto un poco roto, en subibaja, y aprieto para no pillar el atasco de la cuesta, llegando allí bastante bien posicionado (en la categoría "mortales"). Atacamos con alegría, incluso recuperando alguna posición. Coronando, abrir gas (es un decir) en el llano. Prado y camino roto, que dan paso a una pista que nos lleva, con alguna otra cuestecilla y algún tramo de asfalto, a las proximidades de Luanco. Terreno de sobra conocido, por ser parte de los entrenos del Ocle. Vamos echando cuentas (a estos los pillo bajando, aquél me soltó subiendo...) y evolucionando en carrera... con un pelín más de alegría de la cuenta. Llegando al giro, va muy bien la cosa. Toca tomar el camino de vuelta, por la misma ruta por la que vinimos. Vamos un grupo de cuatro, rodando con un ritmo casi cómodo.


Empieza a pesar la alegría inicial.Ya cuesta mantener el ritmo de mis ahora dos compañeros, que empiezan a alejarse lenta e inexorablemente. Por si había alguna duda, una piedra en el camino me enseña que mi destino es no rodar y rodar, pero sí un cuerpo a tierra. Arriba rápidamente, que está ahí la bajada... A ver si no se fueron mucho... Ná. No hay manera. Virgencita, virgencita, que me quede como estoy... ¡pero aprieta, que los de detrás también vienen calentitos! Pena de vistas que me estoy perdiendo...

Meta en bajada, y esa satisfacción, incomprensible para el profano, de llegar reventado. Un mini aguador de lujo te facilita la rehidratación. Quedas por meta un ratito, comentando la jugada con los compañeros de fatigas. Unas fotos por aquí, con los compañeros de club... Te dicen que hay duchas en el camping con agua caliente, y allá que vas. Y, tras desechar las dos primeras, que ya no es que estén para entrar con chanclas, sino que el instinto de supervivencia recomienda katiuskas, te metes en la tercera... y cuando vas a la faena ves que sólo hay agua fría. Cachis... Bueno, pues nada. En frío, que tampoco está precisamente malo el día. Sales ya en perfecto estado de revista, ¡y a por la paella! Sí, sí. Paella. Que esto son fiestas de pueblo, ho... ¿Pa qué quieres más camisetas en casa? Carrerina guapa, ducha y comida. ¿Habrálo más guapo?

- Muchas gracias Jesús por esta crónica. 

Pedro Pablo Heres

martes, 8 de agosto de 2017

ADRIAN FERNANDEZ GONZALEZ

QUIEN ES EL CORREDOR QUE TIENES AL LADO?



Adrián Fernández González nacido en Pruvia un 14 de Noviembre de 1989,y toda una vida viviendo en Lugones; y para seguir, salvo un traslado a Gijón que casi me sale más barato que ir a hacer la mayor parte de los entrenos allí. Nunca había practicado deporte, siempre fui nulo primero en gimnasia en el colegio y posteriormente en educación física en el instituto; ni velocidad ni resistencia ni elasticidad ni capacidad de sacrificio para mejorarlas la verdad. Algún intento fallido de jugar el fútbol en mis tiempos mozos, digo fallido...porque ni me gustaba correr y el día que repartieron el talento con el balón yo no fui jaja. El único deporte que practicaba era el de levantarme del sofá bien a cambiar el canal de la tele o bien a cambiar el videojuego de la consola; era muy sedentario. Tras acabar el instituto ya tenía claro que quería ingresar en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, a consecuencia de ello tendría que hacer algo que aborrecía, como era cuidar el físico, corriendo y en sesiones de gimnasio. Recuerdo que allá por el 2009/10 hacía lo que llaman los "croissants" de gimnasio, cardio, elíptica, bici y correr en la cinta, todo ello con un calzado que ni siquiera era adecuado. Un día en el gimnasio gente que ya conocía me invitaron a probar a salir de la zona de confort y correr fuera, lo que no sabía era que había tanta diferencia de correr en una máquina a hacerlo en un exterior. Al final acabábamos saliendo 3/4 días por semana y así llego la Navidad y con ello algo a lo que llamaban San Silvestre, y me instaron a apuntarme.


En esa primera San Silvestre de Pola de Siero empezó todo, a ella le siguieron los 10km de Oviedo que de aquella eran los Divina Pastora con un circuito mucho más duro que el actual, y ya en el 2012 aquello que llamaban 1/2 maratón. Así en Octubre me presente en la Felguera para correr su media, un novicio que apenas hacia 40 kms a la semana inconscientemente se planteaba correr 21.097 metros. Disfrutar a la par que sufrir ,a aquella media maratón le siguió el Villa de Gijón, más San Silvestres y luego ya me acogieron los Esportanos un año donde ya en la media de Gijón los amigos del Galga me invitaron a correr con ellos en un año donde no creo que dejase ninguna popular sin hacer.
El siguiente año 2014 me federaría para para probar suerte en la montaña todo ello inducido por Juanchi Prado, y al igual que el año anterior pocas carreras de montaña dejaría sin hacer .Después de eso, fue la vuelta al asfalto, hasta este pasado año donde probé el cross y me enamoré ya que une la dureza de la montaña con la poca tregua que da el asfalto. Este año actualmente corría/o con el Llanera pero vuelvo a casa .Al final sacas la conclusión de que empiezas por obligación y acabas haciendo de esto tu modo de vida, cambiando hábitos para adecuarlos más a la actividad.
Con respecto al trabajo siempre he tenido trabajos de "fuerza", que por horario quizás no sean difíciles de compaginar con esto, pero te agotan lo suficiente como para que cuando llegues a casa si te sientas en el sofá no te plantees levantarte.Quizás esto sea una de las razones de no correr por el monte, ya que aunque más bonito, considero que le ocupa a uno mucho más tiempo que simplemente atarte las zapatillas y salir desde la puerta de casa a dar una vuelta. Puedo decir que llevo unos 7/8 años corriendo, pero sólo 2 entrenando como lo que es entrenar, primero bajo las instrucciones de un tal Marcos Peón y actualmente de mi amigo/entrenador Pablo Ibañez.
Entrenando personal mente considero que me van mejor 6 días que 5 y descansando uno porque trabajo todo el día que si el cuerpo me lo diese también correría.

En cuanto a alimentación, soy lo que se suele decir un verdadero desastre, porque no miro nada, como lo que me apetece y cuando me apetece, ya que es otra de mis pasiones junto al correr. Considero que este deporte te lleva a conocer lugares, gente muy sana y que de verdad merece la pena y que se disfruta en familia. La mayoría de las veces es mi madre la que azuza a apuntarme a determinadas carreras con el fin de pasar el día fuera de casa y probar la gastronomía del pueblo de turno. Resumiendo entreno para ser cada día un poco más rápido, más resistente y con la simple finalidad de encontrarme bien.


Las carreras, corro las que me vengan bien dentro de la preparación que este en marcha o simplemente las que me van apeteciendo, ya que me da igual el nivel y quedar más adelante o atrás. En 7 años en esto, tengo una copa de tercer local en la carrera del pueblo, una medalla de primeros en la maratón por equipos en mixto, un tercer puesto senior en Incós con sus 40 euros, vamos que al final con lo que te quedas es con los buenos momentos y con quién los compartes.


Como carreras aquí en nuestra tierra destacaría la media maratón de Gijón, que me encanta, y sin duda la de Cangas ya que lo de subir a la basílica es otro rollo, y en montaña sin duda con la Mds DesafiOSOmiedo y la Batallona que discurre por los mismos parajes. Como mejor momento en carrera me quedó con el último 10k en Gijón (Suelo siempre que puedo acercarme a entrenar allí) donde sin pensarlo ni creer en tenerlo en las piernas pare el crono en 36:14 que para un gastasuelas como yo está genial. Sobre el equipa miento corriendo sería feliz simplemente con el pantaloncito, un playero no muy amortiguado y el gps, algo simple que últimamente en el monte no sabes si estás en una carrera o viendo la última de Iron Man con gente con mucho dinero en equipa miento o corriendo con bastones y camel back en carreras de 8kms. Y ya para acabar, antes hablé de los entrenos ,soy feliz entrenando 5/6 días a la semana y haciéndolo solo ya que cuando trabajas de cara al publico agradeces ese  silencio y escuchar únicamente lo "jodido" que vas. Y como centro de alto rendimiento o zona preferida para ello me quedo con Gijón Y su senda Verde, el paseo de San Lorenzo, la Providencia, el kilometrin...


Espero que no se os haga muy pesado la lectura, y si no ya sabéis, como cuando te ponen en internet aquello de has leído los términos generales y aceptas las condiciones generales del acuerdo, y le das que sí, y no has leído ni el titulo. Un saludo amigos.

- Muchisimas gracias Adri.

Pedro Pablo Heres


sábado, 5 de agosto de 2017

JAVIER FERNANDEZ

QUIEN ES EL CORREDOR QUE TIENES AL LADO?

Javier Manuel Fernández Santoveña, nací y vivo en Oviedo, un 29 de Junio de 1965 (creo que la fecha te suena de algo…jajaja) (Cierto yo naci mismo dia y mes), pero debido a los buenos y grandes espacios de tiempo que pasé con mi abuela en Pancar (Llanes), suelo decir que soy llaniscu.
Con 7 años comencé a jugar al fútbol-sala en el equipo de la parroquia San Javier, con 10-11 un profesor de educación física (D.Oscar) del colegio de Ventanielles me seleccionó para el equipo de atletismo, la velocidad era fuerte, durante esa etapa me apunte a una escuela de atletismo que había en el palacio de los deportes (al lado de casa), luego cambié de colegio y ya empecé con el fútbol hasta que me fui a la mili. En el servicio militar me apunté con un amigo de Colombres (Víctor) a un curso de buceo, fue una mili muy prestosa y lo pasamos genial, llegamos a sacar un título profesional. El tema del buceo lo repesqué sobre el año 2.000, me engachó mucho, viajábamos para ver, fotografiar e incluso filmar algún video sub, debajo del agua la naturaleza es verdadera mente sorprendente…tal fue el enganché que me compré una zodiac (actualmente la tengo en LLanes) y salgo con la familia y amigos que también tienen la misma afición. Hace 10 años, cuando mi hija tenía 12, me hice instructor para poder hacerle a ella el curso, fue y es una pasada poder disfrutar con ella esta afición. Otro deporte que practico es el esquí, ahora sólo suelo subir a las estaciones de aquí pero hace años Pirineos y Alpes eran mis destinos preferidos.


Mi vida laboral ha cambiado mucho en los últimos años, en 1990 (con 24 años) puse una tienda de muebles de cocina en Oviedo, durante más de 20 años la cosa fue muy bien, luego empezó la crisis y después de unos años malos decidí cambiar, me presenté y gané el concurso para la gestión del albergue de Saliencia en Somiedo, a primeros de año (enero) una depre me obligó a dejarlo, (también la vocalía de carreras de la federación), estuve unos meses recuperándome y en mayo comencé a trabajar como comercial para una empresa de cosméticos “eLGON”.

En 1988 me apunté al palacio de los deportes de Oviedo para hacer acondicionamiento físico de la mano de Fernando Azurmendi (actual entrenador), en 2.007 se creó allí un club de corredores populares “Xente Correndera” me apunté y así empezó mi afición por las carreras. Mi primera carrera fue la Villa de Gijón y así seguí muchos años haciendo carreras de asfalto, corrí casi todas las medias y un par de maratones, el de Asturias y el de San Sebastián. Un día, un compañero de Xente Correndera (Sabino), me empezó a hablar de las carreras por montaña, me picó el gusanillo y decidí probar, la primera fue la subida al pico Benzúa (Los Carriles-Llanes), me acuerdo que fui con zapatillas de asfalto jajaja, sufría mucho subiendo pero disfrutaba mucho bajando…La cosa fue a más y me enganché hasta las trancas, el número de carreras y las distancias fueros incrementándose, me gusta mucho conocer sitios nuevos, hacer amigos, el ambiente no puede ser mejor, los entrenos, sobre todo los largos, son un auténtico disfrute, yo procuro variar mucho de zonas, me gusta conocer sitios nuevos…


En 2.011 al comenzar una relación con mi actual pareja (Ana), un día entrenando por Moal los chavales del pueblo me propusieron la idea de organizar una carrera, nos pusimos manos a la obra y nació “Puerta de Muniellos”. Es una auténtica pasada lo que allí de vive, se vuelca todo el pueblo de una forma increíble, los corredores se van encantados y cuando lees sus crónicas más de una vez me tienen mojado el ojo. Después de la primera edición y para poder optar a ser prueba de la Copa de Asturias se creó la A.D. Moal, en la actualidad somos 105 socios y subiendo, hay muy buen ambiente en el equipo.
Desde hace 4 años estoy más centrado carreras de larga distancia, me gustan mucho, y creo que se me dan bien,  es una lucha de ti mismo contra todo, sé pasar los malos momentos (que los hay), y disfrutar de los buenos, no me importa correr solo, puedo controlar el ritmo perfecta mente y hacer la carrera que me conviene aunque a veces, sobre todo de noche, prefiero correr acompañado, pasa el tiempo más rápido, en este tipo de carreras llegas a hacer grandes amigos. Suelo planificar la temporada en función de algún objetivo principal y después relleno con carreras y entrenamientos. Después de dos años sin suerte en el sorteo para la UTMB (Ultra Trail del Mont Blanc) al tercer año tienes el dorsal asegurado (siempre y cuando tengas los puntos), si no hay ningún contratiempo el próximo el próximo 1 de septiembre tomaré la salida en Chamonix, a ver si podemos cumplir un sueño más…



Corrí varias carreras fuera de Asturias, en León, Busmayor, Ancares 3 Trail, Biosfera Trail y Alto Sil y Transvaldeónica varias veces. En Madrid el gran trail de Peñalara, en Pirineos Ultra Pirineu y Buff Epic Trail.
Creo que la carrera que más me dio y más me robó (corazón y lo que no fue corazón) fue La Travesera, es una carrera que no admite fallo, cualquier complicación te echa para casa. La conseguí a la tercera, el primer año una rotura de fibras sólo me dejó llegar hasta las Vegas de Sotres, el segundo año un arroz que cené en El Repelao (se me congeló) me cortó la digestión y para casa a las primeras de cambio. El tercer año no hubo incidencias, fui de menos a más, sufrí pero también disfruté, el último km por Arenas lo corres entero con los pelos de punta…
Como preparación aposté por hacer la Copa de Asturias junto con algunos entrenamientos largos entre los que no faltará el Anillo de Picos, pasar 3 días por picos es un auténtico lujo. Desde que empecé con las ultras cuido mucho la alimentación y la hidratación (tanto a diario como en carrera). En la larga distancia es normal tomar algo de suplementación.
Suelo entrenar 3 días por semana y uno el finde para hacer la tirada larga. Los lugares preferidos son El Cuera, Picos, Ubiña, Somiedo, Redes, aunque cuando salgo por Moal siento algo especial…


Siempre intento disfrutar de lo que hago, creo que es lo principal, un día a las 3 de la mañana corriendo la Buff Epic íbamos tres corredores juntos y uno no paraba de quejarse, su compañero le dijo, no pienses eso, piensa que eres un privilegiado de poder estar aquí…me quedó grabado, a veces tenemos delante imágenes increíbles, amaneceres, puestas de sol, mares de niebla, si no estás allí no las veríamos en la vida.Siempre intento disfrutar de lo que hago, creo que es lo principal, un día a las 3 de la mañana corriendo la Buff Epic íbamos tres corredores juntos y uno no paraba de quejarse, su compañero le dijo, no pienses eso, piensa que eres un privilegiado de poder estar aquí…me quedó grabado, a veces tenemos delante imágenes increíbles, amaneceres, puestas de sol, mares de niebla, si no estás allí no las veríamos en la vida.
Nunca subí al podio, bueno si, en una San Silvestre en Llanes, jajaja Este año ando ahí, ahí en la categoría de veteranos B de la Copa de Asturias, a ver cómo acaba la cosa…


Otra de las alegrías que me dio el deporte fue conocer a Juan Fdez Llames “Juanín”, yo ya hubiese tenido contacto con discapacitados en el mundo del buceo. Correr con él como guía es una pasada, produce una satisfacción enorme, en la montaña supervisamos los recorridos y decidimos si vamos uno o dos guías, a veces nos tenemos metido en algún marrón jajaja pero lo llevamos bien. Es un ejemplo de superación para los demás, si quieres, puedes!!!

En Asturias corrí casi todas las carreras, ahora tenemos más de 100 y es imposible, me gustan todas, las ultras son espectaculares, los maratones no se quedan atrás, tenemos los mejores escenarios posibles y también los mejores organizadores, ¿qué más podemos pedir…? A nivel personal me defiendo mejor en las técnicas y con desnivel, vamos, en perfiles como dientes de sierra, no me gustan los llanos…

Un ejemplo....Muches gracies!

Fotos del Facebook de Javier

Pedro Pablo Heres



jueves, 3 de agosto de 2017

EDUARDO RUS CARRETERO

QUIEN ES EL CORREDOR QUE TIENES AL LADO ?


Fecha de nacimiento: 08/10/1974. Nacido en Madrid, con 7 añitos mis padres se trasladaron a Gijón, donde actualmente sigo viviendo, soy el mayor de tres hermanos, de familia humilde, podemos decir que aunque los tres hemos vivido alrededor de los deportes, (mis hermanos son más altos y no hace falta serlo por mucho), ellos se han decantado por el baloncesto. Estudiante regular más bien bajo aunque astuto en los estudios, acabe selectividad y no saque la nota que pedían para enfermería, con lo que me introduje en la vida militar, la disciplina me vino bien tanto impartirla como darla, 5 años duro mi aventura  donde quede muy satisfecho tanto social como deportivamente, siempre colaborando con mis compañeros, a sacarse el título de cabo 1º, en las pruebas físicas, (el padrino de mi hija es compañero mío del ejército) y guardo grandes recuerdos de mi paso por ‘’ la roqueta’’ (Mallorca). Después de coger una excedencia, trabaje en Electrodoméstico La casa, como siempre sigo teniendo amigos con trato regular, después pase por otra tienda del mismo sector hasta mi llegada al mundo de la óptica hace ya 10 años, donde continuo y voy corrigiendo a los miopes y jóvenes présbitas sus problemas de vista.


Empecé a hacer deporte yo creo que desde la cuna o en la barriga de mi madre, no me gusta estar quieto, recuerdo que ya desde el colegio Campoamor de Gijón, vinieron unas personas a vernos correr por el patio,  intentaron con mis padres que probásemos con ellos, que vieran como actuaban, fue mi primer club, la quinta de san Eutiquio, a pocos le sonaran, pero fue el germen del Estadio Gijón, eso les sonara más, como no había categorías solo me dedicaba a correr y dar vueltas por el prao de la quinta, hasta que al empezar el instituto, con 13 años, en el Rio Piles donde me toco turno de tarde, entrenaba en una pistas que le habían puesto un material nuevo, tartán, había que poner unas zapatillas de clavos, corría el año 87 y había pocas tiendas que lo suministraban,  mi entrenador Ángel Fernández, me cedió una y me hizo correr los 300 metros, cuando acabe… y me clasifique para la siguiente ronda, supe que era lo que me apetecía, correr. Mi vida cambio desde el 87 a 92, cuatro años donde pase de la quinta al grupo con Carpena, muchas carreras en las mestas, Cross en la laboral además de varios de la Amistad, era un crio que se hacía juvenil y probaba todas las disciplinas, velocidad, salto longitud, peso, disco…pero cuando probé los 800 metros y la milla ya con 17 años, eso sí que era disfrutar, recuerdo que Carpena nos llevó a Laviana en el 91 a un evento internacional de la milla, dos vueltas a un circuito donde cómo íbamos , bueno yo de gallito, quedamos últimos, pensábamos que nos iban a caer la bronca, pero no…habíamos mejorado con creces nuestras marcas. Ya en el último año de juveniles y compaginando los estudios, me retiro del grupo y de correr…


No volvería a hacerlo hasta la muerte de mi suegro en el 2013, entre en un bucle de depresión, ansiedad, y a finales del 2013 después de verme en el espejo y ver mi  cuerpo deformado con más de 90 kilos dije se acabó, empecé a caminar hasta el trabajo o en bici que es lo que hago llueva o no,  vi pasar el Villa de Gijón por mi casa en la calzada en el 2013 y dije a mi mujer, quiero volver a correr, quiero correr esa carrera, me puse manos a la obra y debute con mi camiseta naranja en Dona Vida del 2014, seis meses entrenando y acabe muerto, pero con una sonrisa de oreja a oreja….paso el verano, en Septiembre del 2014 empieza el tute de 25 a 30 carreras esa temporada, desde la subida a la Campa hasta acabar en el Dona Vida otra vez, ese año debute en la media maratón de Gijón, ya pertenecía a Esportate bikila, me gusto ese club por ver la alegría de Tano en la media de Llanera. La media de Gijón del 2015 fue con creces la peor de todas, hundido, superado, desquiciado, tire las zapatillas de rabia, un desastre, no quería sufrir quería disfrutar, fue cuando una semana más tarde conocí a mi ídolo, José Luis López Somoano, fuimos juntos a las Reconquista…hay nació nuestra amistad.


Ya en el año 2017, cambie de club y continuo con el Club Correr Asturias, allí junto a mi inseparable Pablo Roberto, salimos a entrenar juntos a poner las calles como dicen, conocidas son nuestros videos en la campa torres antes de que salga el sol sobre las 6:30 de la mañana, es lo que tiene compaginar vida familiar, el trabajo y el hobby por correr.
Dos clubs que me dieron a conocer a mucha gente no solo de los mismos, sino de otros equipos, donde si hace falta se queda a tomar café o cervezas, lo que se tercie, da gusto ir a las carreras y saludar, charrar con compañeros de aventuras, dedicarles unos minutos sobre sus sensaciones o cuales carreras van a ir, ritmos o piquillas, pero siempre sanas.


Desde la muerte de mi madre en febrero del 2016, más la muerte de mi padre en enero del 2017, cambio mi filosofía sobre este hobby que practico, antes iba a por todas sin disfrutar, pero ahora adoro las carreras, las gozo, sí hay que pararse para las fotos se posa, ayudar a los demás si están en apuros dándoles ánimos, cada metro es una superación del primero al último en entrar en meta.

La carrera donde más he disfrutado y para mí la mejor de todas que he participado fue la Media maratón de Gijón del 2016, ME  encanta ayudar por eso también pertenezco a Déjame tus piernas, con Sergio, hijo de Alejandro Campomanes, 5 valientes se atrevieron a tirar de la silla de Sergio, aquel día entrar en meta fue una explosión única, como un record del mundo que hiciese Usain Bolt,


No suelo cuidar mucho mi alimentación, es mi perdición la comida, por eso en las carreras suelo llevar barritas de turrón pues me encantan, además en las carreras largas siempre llevo geles por si me da la pájara aunque hay veces que me lo paso tan bien que no me acuerdo de tomarlos.
Me suelo tomar muy en serio las carreras,  me gusta estudiar los puntos de mayor dificultad de las mismas, recorridos,  si es llana o con mucha pendiente, donde recuperar sensaciones…aunque después vaya a disfrutarlas y pase de todo lo anterior. Las organizaciones de muchas de ellas son excelentes, cuidan a los corredores, ya no solo en la típica espicha, las cosas van cambiando pues muchos dan la alternativa de la clásica camiseta a bragas, gafas, calcetines ….pero otras con verdaderos sponsors detrás, suben los precios en demasía y a veces nos encontramos carreras de 10k a 15 euros y media maratones por el mismo precio, o incluso la Media de Ribadeo por 4 euros, se ha convertido en un negocio, yo escojo las carreras no solo por la camiseta o lo que den en la bolsa del corredor, más bien como dije antes….por la espicha ..., no, en serio, es por lo llamativa de la misma y si me gusta repito.
Este 1 de octubre intentare la Maratón de Langreo, le tengo un profundo respeto a la misma, muchísimo pero no miedo, no sé si mentalmente estaré preparado pero el paso lo daré.

Mi vestimenta?…jajaja…haber como lo explico, si no llevo algo naranja no salgo…jajajaj, característica mi gorra naranja, en las carreras largas me gusta hoko por su compresión y alterno varias zapatillas de mizuno, claro está las naranjas,
Mi única participación en montaña más bien fue un trail, fue en Grao, donde como soy asfaltero, me hice un esguince de grado tres…quien sabe las cabras tiran al monte…cuando acabe la maratón…nunca se sabe…probare el monte.



Un caso aparte es mi mujer, casado desde el año 98, la conozco desde un 14 de mayo del 94 fecha que muchos culés recordaran por el famoso penalti fallado por Djukic contra el valencia que dio el título al Barcelona. Era muy patoso bailando y la pise varias veces, así empezó la mejor parte de mi vida, no sabría hacer nada sin ella es una simbiosis total pero somos todo lo contrario, por eso esa unión, y el culmen de la relación fue nuestra hija nacida por fecundación in-vitro, que maravillosa es la ciencia, es nuestro milagrito de la misma.
Montse siempre que puede va a las carreras, tener a alguien esperándote es de la mayor satisfacción o entrar con tu hija en meta. Muchas veces coge cámara en mano y saca las fotos desde el primero al último, me deja disfrutar de este hobby, pero con una condición, que no me queje después de las carreras pues después de ellas, tengo que pasar el tiempo en familia y así lo hago, la familia es lo más importante en mi vida.


Menuda paliza para quien lo vaya a leer!!!, ahora en serio,mi más sincera enhorabuena por todo Pedro, por tu labor desinteresada, por tus postales, por el trabajo que haces, a todos los fotógrafos que madrugáis para plasmar nuestros vicios, sois fantásticos. Tengote un aprecio especial, pues cuando llego a tu altura, a veces me rindo a ti, por esperar a cada uno de nosotros y retratarnos como un pintor en tus lienzos.

- Compañeru,el aprecio ye mutuo.......Gracias.

Pedro Pablo Heres